Dueña de una belleza angelical, más etérea que sexy, supo transmitir en la gran pantalla ese aura de heroína romántica y frágil que ponía en evidencia sus carencias afectivas en la vida real.

 

Audrey Hepburn nació el 4 de mayo de 1929 en Ixelles/Elsene, un pequeño pueblo belga. Su madre era la baronesa Ella van Heemstra, de nacionalidad holandesa, mientras que su padre, Joseph Hepburn Ruston, era británico.

Infacia de Audrey empezó a estudiar ballet a los cinco años de edad. Su gran pasión hubiese sido llevar a ejercer de bailarina profesional, pero su profesora en Amsterdam creía que jamás tendría éxito como bailarina debido a su altura (medía 1,70 ) y a la malnutrición que había sufrido durante la guerra, así que le aconsejó que se decantara por la interpretación. Finalmente Audrey siguió sus consejos y se trasladó a Londres, donde estudió teatro. En una de sus actuaciones en el West End fue descubierta por un cazatalentos de la Paramount.

 

COSAS QUE NO SABÍAS DE AUDREY

audrey hepburn GIF

 

1.Hablaba con fluidez inglés, holandés, francés, italiano y español.

2.Su primer papel en el cine y logró alzarse con el Óscar en la categoría de mejor actriz. Cuando recibió la estatuilla, estaba tan nerviosa que en vez de besar en la mejilla a Jean Hersholt, presidente de la Academia, que le había entregado el premio, le besó en la boca.

3.Audrey Hepburn lució un collar de Jean Schlumberger con cintas de diamantes que rodeaban el diamante en fotografías publicitarias para la película de 1961 Breakfast at Tiffany’s.

4.Hepburn tenía auténtico pavor al agua. En la escena en la que era arrojada a la piscina por Albert Finney en Dos en la carretera había varios buceadores fuera de cámara por si hubiese sido necesario aplacar su ansiedad.

5.En la película Vacaciones en Roma su compañero de reparto en la película fue Gregory Peck, con el que mantendría una buena amistad durante toda su vida.

6.Rechazó el papel protagonista de ‘El diario de Ana Frank’ porque trabajar en el filme le hubiera recordado momentos muy dolorosos vividos durante la guerra. Y es que cuando vivía en Holanda vio desde su ventana cómo ejecutaban a judios o cómo les introducían en trenes para trasladarles a campos de concentración.

 

7.Además de su faceta como actriz, fue una mujer que se volcó en las causas humanitarias en sus últimos años de vida ejerciendo de embajadora de Unicef. Su humanitaria solidaridad por los niños pobres marcaría los últimos años de su vida.

 

 

8.La guerra y el hecho de tener un padre que nunca le hizo demasiado caso y que acabó abandonándola afectaron al carácter de Hepburn: “Me convertí en una criatura melancólica, reservada y callada. Me gustaba mucho estar sola”.

9.El guionista Robert Anderson, con el que Audrey mantuvo un romance, recordó que “era hermosa, triste y romántica”. Por su parte, Henry Rogers, publicista y gran amigo de la actriz dijo sobre ella: “Raras veces la vi feliz”.

10.Fumaba tres paquetes de tabaco al día. Murió en 1993, en Suiza, donde vivía desde 1980, a causa de un cáncer de colon.