Hasta 4,7 millones de los cambios que se hacen en Wikipedia son correcciones que los bots se hacen continuamente entre sí

Los bots que trabajan en la enciclopedia digital se encargan de tareas que pueden resultar tediosas para las personas, como identificar y deshacer casos de vandalismo, añadir enlaces, corregir la ortografía y guardar la concordancia sintáctica de las oraciones. El problema viene cuando las ediciones que hacen están condicionadas por el país y el lenguaje en el que han sido programados y están influidas por algunos aspectos culturales. Por ejemplo, algunas de estas reversiones vienen por cambiar “Palestina” por “territorio palestino” o “Golfo Pérsico” por “Golfo Arábico”, y así con varios millones de conceptos que no coinciden en las distintas regiones del mundo.

Una de las curiosidades que muestra el estudio publicado por EL PAÍS es que el número de ediciones depende de en qué idioma esté escrito el texto. Los escritos en alemán son los que menos modificaciones sufren, con una media de 24 por entrada. En el lado contrario se encuentran los artículos en portugués, que acumulan hasta 185 reversiones por artículo. Según los expertos, una de las posibles soluciones a estas batallas interminables es que Wikipedia permita el uso de bots cooperativos que puedan gestionar los desacuerdos y permitan que las tareas se puedan cumplir de manera eficiente.

A pesar de los fallos y la falta de eficacia que demuestran en muchas ocasiones, los bots siguen siendo una opción muy útil en las tareas conversacionales. El ejemplo más claro es Siri, la asistente de Apple que resuelve las dudas del usuario a través de mensajes de voz. Pero también hay otros casos, como el diseñado por un estudiante de la Universidad de Stanford, que está programado para ayudar a las personas a recurrir las multas de aparcamiento. En un año ha conseguido anular 160.000 multas y ya funciona en Londres y Nueva York.