Ya hemos platicado de la importancia de la actividad física para evitar complicaciones en los pacientes con diabetes, y aunque muchas veces pongamos excusas como “no tengo tiempo o dinero para el gimnasio” hay varias opciones entre las que puedes elegir la que mejor se adapte a ti.

1- Caminar

Al menos 30 minutos 3 veces a la semana, es lo más recomendado por los doctores, sobre todo para pacientes con diabetes tipo 2. Levantate media hora más temprano y sal antes de ir a trabajar, también puedes bajarte unas cuadras antes de llegar a la oficina o de regreso del trabajo para despejar tu mente.

2- Natación

Otro gran ejercicio aeróbico que además es increíble si tienes problema de articulaciones o circulación, ya que no ejerce presión. Muy recomendable para pacientes con obesidad o lesiones previas.

3- Bicicleta

Ideal para fortalecer el corazón (también anímicamente) y los pulmones, además de mejorar el flujo de sangre. Si no eres muy diestro en ello, puedes hacerlo en una bicicleta fija, asi evitaras las caídas y el clima no será un impedimento.

4- Tai-chi

Reducir el estrés y mejorar el equilibrio son un par de beneficios que puedes obtener de estos movimientos coordinados si le dedicas 30 minutos al día.

5- Yoga

Ayuda a reducir la grasa corporal, a combatir la resistencia a la insulina y a mejorar la función nerviosa. Al igual que el Tai Chi un buen remedio contra el estrés, lo cual deriva en que se regulen los niveles de azúcar en la sangre.