La parte molesta de buscar trabajo es que a veces se puede sentir como un trabajo de tiempo complete y es porque es totalmente cierto. Una búsqueda efectiva toma tiempo, enfoque, paciencia y mucho trabajo duro. Así que antes de zambullirte en esa tarea asegúrate de iniciar con tu cabeza donde debe estar. Contestar estas cinco preguntas  podría ayudarte a que el proceso sea más rápido, más efectivo, menos estresante y sobretodo, más exitoso.

 

  1. ¿Sabes lo que quieres?

Esta puede ser una pregunta muy existencialista, para algunos puede parecer simplemente obvio y por eso no se detienen mucho a pensar en ello. Para conseguir lo que quieres primer necesitas saber qué es.

Así que toma tu tiempo para pensar en ello antes de comenzar, antes de sofocarte en información. Escribe tu “Discurso de elevador”, un párrafo que capture quién eres y hacía dónde quieres ir en tu carrera.

Para comenzar a escribirlo pregúntate cuál sería el siguiente paso en tu carrera, a veces pensar en que podrías cambiar o mejorar en tu actual lugar de trabajo. Piensa en 4 o 5 puntos focales como la industria, el nivel, el tamaño, tipo de compañía y ubicación.

 

  1. ¿Tengo las habilidades que requiere el puesto? Y si no, ¿Qué puedo hacer?

OK, estas son dos preguntas, pero ambas son muy importantes.

Así que sabes lo que quieres, y has comenzado a buscar oportunidades. Si puedes contestar honestamente que estás listo para el puesto ¡Felicidades! Pero si aún tienes dudas, no te preocupes. Siempre puedes llegar a donde necesitas estar, pero va a tomar mucho trabajo, como tomar cursos en línea, tomar una pasantía, hacer voluntariado o, incluso, volver a la escuela.

 

  1. ¿Sé cuáles son mis prioridades?

Cualquier trabajo incluye algunos compromisos, algunos son negociables y otros no. Siempre considera ¿Son necesarios o sólo ideales? Haz una lista de cosas que DEBE tener tu trabajo y una lista de cosas que PREFERIRIAS.

 

  1. ¿Estoy buscando los trabajos correctos?

A este punto ya debes saber qué es lo que quieres, no caigas en la trampa de tomar cualquier puesto disponible, apuesta por aquellos que de verdad encajen en lo que quieres para ti mismo.

 

  1. ¿Tengo el enfoque adecuado?

Para asegurarte que vas en el camino correcto, pregúntate si estás adecuando tu curriculum a las necesidades de cada compañía a dónde lo mandas. Si no lo estás haciendo en tu CV y tu carta de presentación, no estas tomando el acercamiento correcto.

Conoce sobre la cultura de la compañía y usa esa información cuando les estés escribiendo. Hazles saber por qué tú encajarías correctamente en su empresa y como eso ayudará a su éxito.

Las cosas que más quieres en la vida son las cosas por las que más duro tendrás que trabajar. Entre más tiempo dediques a poner tu mente en el lugar correcto, más grande  será la recompensa al final