La tecnología de comunicaciones 5G supone la llegada de altas velocidades de bajada y subida de datos en la red, mayor calidad, mejor servicio de antena y la reducción de la latencia, es decir, de los retardos. Además, el 5G hará más sencillo que la gente descargue y suba contenido en Ultra HD y vídeo en 3D.

Con estos cambios a la vista, se prevé la llegada de nuevos retos y oportunidades para múltiples sectores de aplicación relevantes de la actividad económica.

Gracias a las comunicaciones 5G se podrán hacer más eficientes los procesos de fabricación, se podrá mejorar el transporte, los servicios de emergencia y otras muchas aplicaciones.