Apple prepara una nueva actualización para sus computadoras MacBook Pro en 2017 que comprenden nuevos procesadores y un recorte de precio, según el confiable analista Ming-Chi Kuo de KGI Securities.

Las declaraciones del analista fueron recopiladas por varios sitios, incluyendo MacRumors y 9to5Mac. Según Kuo, quien usualmente atina en sus reportes, el recorte de precio será tanto para modelos actuales de la MacBook Pro, como para modelos nuevos que presentará ese año.

Una de las novedades para las nuevas MacBook Pro de 2017 será el aumento de memoria RAM hasta llegar a la capacidad de 32GB. Los modelos presentados a fines de octubre sólo llegan a 16GB en RAM, pero Apple dice que esto es para no consumir la batería en exceso.
Los nuevos procesadores Cannonlake consumen entre 15 y 25 por ciento menos batería, en comparación con procesadores actuales, según lo dicho por Kuo. Si Intel no logra lanzar los procesadores Cannonlake, Apple deberá usar los procesadores Coffee Lake, también de Intel.

El recorte de precios es algo que Apple acostumbra en el primer año de vida de un nuevo producto, dice Kuo y pone de ejemplo la primera generación de la MacBook Air, que llegó con un precio altísimo pero que poco a poco fue bajando; actualmente la MacBook Air es el modelo más barato de Apple en cuanto a laptops.

Kuo también dice que conforme más productos USB Tipo C lleguen al mercado, más consumidores verán los beneficios de los puertos de la MacBook Pro. También, más hardware de terceros aprovechará la Touch Bar de las computadoras recientemente lanzadas.

Apple lanzó al mercado nuevas computadoras MacBook Pro con un nuevo diseño más delgado, mejoras en desempeño, un teclado con rediseño y, quizá lo más importante, el debut de la barra táctil Touch Bar. Sin embargo, usuarios criticaron el alto precio de las nuevas computadoras.