El estado de Chihuahua, es el más extenso de México. Fue habitado por varios grupos indígenas; sin embargo, hoy es conocido por los rarámuris que viven en la Sierra Tarahumara. Aquí se encuentran importantes ciudades industriales, Pueblos Mágicos y uno de los sistemas serranos más asombrosos de México: las Barrancas del Cobre.

Las principales ciudades y poblaciones de Chihuahua tienen las más diversas atracciones turísticas, además de ofrecer atractivos naturales únicos en el país. Chihuahua es un estado tan grande y generoso que encontrarás en él desde vegetación boscosa de altura, pasando por templadas praderas y los extremosos desiertos, hasta en la flora del clima cálido tropical de sus barrancas.

Chihuahua te mostrará al mismo tiempo ecos de antiguas civilizaciones y monumentos a la modernidad. Ciudades prósperas te consentirán con sus servicios de primera clase, vivirás la aventura de tu vida en sus cuevas y cañones.

La Gastronomía propia de Chihuahua ofrece una extensa variedad de platillos y comida regionales, como sus famosos cortes finos de carne de excelente calidad, servidos con tortillas de harina de trigo y frijoles refritos. Entre sus platillos más tradicionales se encuentra la machaca (carne de res deshidratada al sol) con diferentes salsas, el chile con queso asadero o los burritos, preparados con tortillas de harina y rellenos de carne de res o cerdo, frijoles o chile con queso. Prueba también los platillos preparados con quesos que produce la comunidad menonita, o con manzanas cultivadas en la tranquila ciudad de Cuauhtémoc.

Chihuahua es un estado de gente hospitalaria, no te dejes engañar por su altura y tono de voz golpeado propio de la región; son personas siempre amable sy dispuestas a compartir la belleza de su tierra a turistas nacionales e internacionales.