La diabetes es una enfermedad grave. Quiere decir que tienes muy elevada la cantidad de glucosa en la sangre (o azúcar en la sangre, como también se conoce). No es bueno tener mucha glucosa en la sangre.

Si controlas tu diabetes, te sentirás mejor, tendrás más energía y podrás disminuir el riesgo de otros problemas de la salud. Muchas personas con diabetes tienen la presión arterial y el colesterol elevados, lo que puede dañar los vasos sanguíneos y causar ataques al corazón o al cerebro. Demasiada glucosa en la sangre puede dañar los ojos y los riñones, además de causar problemas con los pies, los dedos de los pies, las encías y los dientes. Lo bueno es que si controlas tu diabetes, puedes evitar o disminuir estos problemas.

Come alimentos saludables
Escoge frutas y verduras, panes integrales, carnes con poca grasa, leche y quesos sin grasa o bajos en grasa, arroz integral y frijoles.
Desayuna, almuerza y cena, y come uno o dos meriendas (“snacks”). Trata de comer a la misma hora todos los días.
Los alimentos más saludables son los que han sido preparados al horno, asados o a la parrilla. Quita el pellejo y toda la grasa que veas.
Usa cantidades pequeñas de aceite así como de margarina, aderezos y mayonesa bajos en grasa.
Evita la mantequilla, los alimentos fritos y las carnes con mucha grasa (como el tocino y las salchichas).
Elige bien tus meriendas o “snacks”. Por ejemplo, come fruta fresca o una rebanada de queso bajo en grasa con 5 ó 6 galletas saladas.

download

Mantente activo
Juega básquetbol o fútbol, monta en bicicleta o sal a dar una caminata a paso rápido.
Haz ejercicio durante 60 minutos, todos los días. Puedes dividir este tiempo en periodos de 20 minutos, tres veces al día.
Limita el tiempo que pasas frente a la televisión o a la computadora a menos de dos horas al día.
Mantente en un peso saludable
Come porciones pequeñas y mantente activo. Esto puede ayudarte a controlar la glucosa en la sangre y también previene el aumento de peso.
Pregúntale a tu médico cuál es tu peso ideal.

Tómate tus medicamentos
Los jóvenes con diabetes tipo 1 necesitan insulina.Es posible que los jóvenes con diabetes tipo 2 necesiten insulina o tomar pastillas.
Asegúrate de tomar los medicamentos todos los días tal como te lo recomendó tu médico.

Chequéate la glucosa sanguínea
Aprende a chequearte la glucosa sanguínea en casa con un medidor. El médico te enseñará cómo hacerlo y te dirá en qué nivel debe estar.