¿Ya conoces el Oro, Pueblo Mágico?

A unas dos horas y media del DF, se encuentra El Oro, un Pueblo Mágico  en el Estado de México que tiene mucha historia que contar y una cocina de pueblo para recordar. Además, muy cerca hay varios sitios recreativos para estar en contacto con la naturaleza, así que es un viaje que tiene opciones para todos.

Agarra todos tus tiliches y escápate un fin de semana a este lugar. Vete bien abrigado porque en la nochecita el frío está bueno. Dicen que en enero y febrero llega a nevar.No te arrepentirás.

 

Para hospedarte, elige algún lugar que ofrezca habitaciones con chimenea, así puedes disfrutar bien calientito del característico frío nocturno del Estado de México.

Historia

El Oro es un pintoresco pueblito de pasado minero. De hecho, la explotación de sus minas fue tan grande e importante, que se dice fueron consideradas las segundas más ricas en el mundo, después de las de Transvaal, una antigua provincia sudafricana que ya no existe como tal. Este auge minero convirtió a El Oro en un sitio muy atractivo para extranjeros que, seducidos por este preciado metal, dejaron sus países para establecerse aquí. La mayoría de ellos provenían de Europa, es por esto que mucha de su arquitectura tiene una fuerte influencia del viejo continente.

 

Pasa la mañana de este día paseando por el centro del pueblo.

Lo primero: desayuna en el Mercado Álvaro Obregón, está abierto desde las 7 de la mañana y aquí encontrarás toda la comida típica de la región. Ya con barriga llena y corazón contento, visita el Palacio Municipal, donde podrás admirar el mural “El Génesis Minero” del artista mexicano Manuel D’ Rugama. A un costado se encuentra el Teatro Juárez, que en la época de auge minero, presentaba eventos de muy alto nivel, con importantes artistas de aquéllos tiempos. La arquitectura de estos dos edificios es de estilo neoclásico francés y art nouveau, como bien le gustaba a Don Porfirio Díaz y a los aristócratas de su época.

También visita la Capilla de Santa María Guadalupe, que guarda una virgen con incrustaciones de oro.

92041El Oro.

 

 

 

Termina la mañana en el Museo de la Minería, para conocer todo sobre la explotación minera que se dio desde el siglo XVII y hasta finales del XIX. Además de interesantes fotografías podrás ver maquinaria, herramientas y muestras de los minerales extraídos en la región.

92037Tiro Norte.

Ya que sabes todo sobre la minería en El Oro, visita el Tiro Norte, una construcción de madera donde se sostenían las poleas que bajaban a los trabajadores a la mina. Después vete a la antigua estación de tren, porque claro, una mina sin estación de tren, no es mina. Aquí, en lo que era la bodega, se ha instalado el Centro Artesanal, donde podrás comprar todo tipo de artesanías locales: canastos de hojas de pino, objetos de latón, cerámica de barro cocido, tejidos de lana (por si se te olvidó la chamarra, aunque te lo advertimos desde el principio) y muchas –muchas- esferas navideñas, entre otras cosas. Aquí también podrás comprar productos gastronómicos para llevar a casa.

Noche

Cierra este día cenando en el restaurante más famoso de El Oro. Se trata del “Vagón Express Minero”, ubicado, como su nombre lo dice, en un vagón de tren. Está a un costado de la estación de tren y su carta es de comida internacional, aunque sus platillos tradicionales son las enchiladas rieleras y la sopa minera. En septiembre sirven unos muy ricos chiles en nogada.

92038Restaurante Vagón Express.

Domingo, ecoturismo

Este día hay que regresar a casa porque mañana (lunes) hay que trabajar. Sin embargo, te da muy buen tiempo de conocer más y algo que nos gusta mucho de El Oro, es que además de un agradable pueblo cultural, está cerca de sitios de recreación ecoturística.

Mañana y parte de la tarde

Pasa tus últimas horas en la presa Brockman, un parque ecoturístico que regala hermosos paisajes de agua, montañas y bosque. Se encuentra ubicada a 10 minutos del centro de El Oro y aquí podrás tomar paseos a caballo, subirte a cuatrimotos, practicar ciclismo de montaña y pescar truchas.

 

¿Cómo llegar?

En automóvil: toma la carretera a Toluca y sigue por el libramiento con rumbo a Atlacomulco. Luego hay que continuar por la carretera estatal número 5, con dirección a El Oro. Casetas: $280 pesos por trayecto.

Si vas en autobús: salen de la Central de Poniente (Observatorio) y la línea Caminante es la que viaja a El Oro. El costo del boleto es de $158 pesos por trayecto.

El Oro fue una de las provincias mineras más ricas y productivas, razón por la que adoptó su evocador nombre.
Fundado en el siglo XVIII, El Oro creció de manera inesperada gracias a la fama de minas como La Esperanza, El Consuelo o La Providencia.
Sus construcciones reflejan todos los estilos europeos de esa época como el Teatro Juárez y el Palacio Municipal que brillan por su exquisita decoración y estilos art nouveau y neoclásico.