La tos es una forma importante de mantener la garganta y las vías respiratorias despejadas, pero demasiada tos puede significar que usted tiene una enfermedad o un trastorno.
Algunas toses son secas, mientras que otras son productivas. Una tos productiva es aquella en la que se arroja moco, también llamado flema o esputo.

La tos puede ser aguda o crónica:

La tos aguda generalmente comienza de manera repentina y a menudo se debe a un resfriado, una gripe o una infección sinusal. Por lo general, desaparece después tres semanas.
La tos subaguda dura de 3 a 8 semanas.
La tos crónica dura más de 3 semanas.
Causas
Las causas comunes de la tos son:

Alergias que involucran la nariz y los senos paranasales
Asma y EPOC (enfisema o bronquitis crónica)
El resfriado común y la gripe
Infecciones pulmonares como neumonía o bronquitis aguda
Sinusitis con goteo retronasal.

images-3
Otras causas incluyen:

Inhibidores de la ECA (medicinas utilizadas para tratar la presión arterial alta, insuficiencia cardíaca o enfermedades renales)
Consumo de cigarrillo o tabaquismo pasivo
Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)
Cáncer de pulmón
Enfermedad pulmonar como bronquiectasia o enfermedad pulmonar intersticial
Cuidados en el hogar
Si usted tiene asma u otra enfermedad pulmonar crónica, asegúrese de estar tomando las medicinas recetadas por el médico.

A continuación se presentan algunos consejos para ayudarle a aliviar la tos:

Si tiene tos seca con cosquilleo, pruebe con pastillas para la tos o caramelos duros. Nunca se los dé a un niño menor de tres años porque pueden provocar ahogamiento.
Utilice un vaporizador o tome una ducha de vapor. Estas medidas incrementan la humedad en el aire y ayudan a aliviar una garganta seca.
Tome muchos líquidos, ya que ayudan a diluir el moco en la garganta y facilitan la expectoración.
NO fume y manténgase alejado del tabaquismo pasivo.
Cuidados en el hogar
Si usted tiene asma u otra enfermedad pulmonar crónica, asegúrese de estar tomando las medicinas recetadas por el médico.

A continuación se presentan algunos consejos para ayudarle a aliviar la tos:

remedios-caseros-para-la-tos

Si tiene tos seca con cosquilleo, pruebe con pastillas para la tos o caramelos duros. Nunca se los dé a un niño menor de tres años porque pueden provocar ahogamiento.
Utilice un vaporizador o tome una ducha de vapor. Estas medidas incrementan la humedad en el aire y ayudan a aliviar una garganta seca.
Tome muchos líquidos, ya que ayudan a diluir el moco en la garganta y facilitan la expectoración.
NO fume y manténgase alejado del tabaquismo pasivo.

Consejos para cuidarse de la tos
Si usted tiene alergias estacionales, como la fiebre del heno:

Permanezca en espacios interiores durante los días o las horas del día (generalmente por la mañana) cuando los alergenos aerotransportados tienen una concentración alta.
Mantenga las ventanas cerradas y use un aire acondicionado.
NO utilice los ventiladores que aspiran aire del exterior.
Báñese y cámbiese de ropa después de estar afuera.
Si usted tiene alergias todo el año, cubra las almohadas y el colchón con cubiertas para los ácaros del polvo, utilice un purificador de aire y evite las mascotas con pelo y otros desencadenantes.