Kodak, el gigante de la fotografía por más de 120 años, busca revivir viejas glorias con el lanzamiento de su nuevo smartphone Kodak Ektra, diseñado en particular para fotógrafos.

Las cámaras y películas de Kodak captaron el fin del siglo XIX y el nacimiento del XX y XXI, los rincones de conflictos armados y también el vertiginoso avance de la tecnología digital que lo llevó a la quiebra.

La construcción de una leyenda surgió luego de que George Eastman inventara la palabra Kodak, una adaptación del sonido que producía su primera cámara, la empresa comenzó a crecer rápidamente al punto de ser conocida como el “gigante amarillo”.

En los últimos años su estrategias de supervivencia ha sido la venta de alrededor de mil 100 patentes, el 10 por ciento de su portafolio, para tratar de ahuyentar el fantasma de la bancarrota.

Ahora a fines de 2016, trata de revivir viejas glorias, con su nuevo smartphone. Y es que con su último intento de entrar a la moda de los teléfonos inteligentes no le salió tan bien, como lo esperaba.

En esta ocasión vuelven a intentarlo con el Kodak Ektra, un teléfono donde su mayor atributo se encuentra en su cámara fotográfica y de vídeo, destaca el sitio tecnomagazine.