Viajar de Mochilazo es una forma de conocer destinos turísticos de una forma distinta a la tradicional, es tener autonomía y control sobre como vas a descubrir el lugar al que has llegado y disfrutarlo a tu manera.

En México gente de todas las edades e incluso extranjeros han adoptado esta modalidad ya que les permite recorrer el país sin gastar demasiado pero hay que conocer algunas reglas básicas del mochilazo para vivirlo con éxito.

No debes cargar nunca más de lo necesario. Olvidate de objetos estorbosos o pesados que hagan díficil las caminatas largas o andar en rutas en pendiente.

Siempre debes llevar un botiquin médico con lo más básico: Alcohol, vendas, gasas, agua oxigenada y quizas pastillas para dolor de cabeza y alergías. Tampoco olvides el repelente de insectos y el bloqueador solar.

Agua y snacks energéticos para mantenerte siempre hidratado y nutrido en todo momento del trayecto.

Mochila cómoda. No importa que tan grande o cargada este pero que no te sea estorbosa al viajar. Si vas con alguien mas repartan el peso entre todos.

Lleva bolsas de plástico para la ropa sucia y la limpia enrrollala lo mas pósible para que ocupe menos espacio.

Por mas anticuado que te parezca viaja con brújula y un mapa.

Atrevete a conocer otros destinos a los convencionales; a veces junto a las grandes playas y ciudades hay pueblitos que son más accesibles y ofrecen un sin fin de posibilidades para disfrutar de unas vacaciones o fin de semana inolvidable. La gente es hospitalaria y aún cuando a veces no hay hoteles siempre encontrarás alguna casa de huespedes o un lugar donde te permitan acampar.