Basada en la novela de Bruno Traven y dirigida por Roberto Gavaldón, Macario cuenta la historia del indio Macario y su relación con la Muerte; interpretados por Ignacio López Tarso y Enrique Lucero respectivamente. La acción de la película transcurre en la víspera del Día de Muertos. En la película Macario es un indio que vive en la pobreza y tiene un temor natural a la muerte; su máximo deseo es tener un banquete para él solo. A lo largo de la historia, Macario se encuentra con tres personajes: el Diablo, Dios y la Muerte, con esta última entabla una extraña amistad, que le dará fama y fortuna, pero con un alto costo.

Una película que llegó al Festival de Cannes y fue nominada al Oscar como Mejor Película Extranjera en 1960.

En estas fechas en que el cine extranjero influencia las tradiciones de la CDMX y que la globalización nos pone cada vez más lejos de las tradiciones, una cinta clásica puede bien devolvernos un poco la perspectiva y ayudarnos a retomar el camino.