Ahora hay un celular que puede convertirse en un potente parlante JBL, una cámara Hasselblad con zóom óptico o incluso, un video proyector. Se trata del nuevo Moto Z y sus Moto Mods.

El laboratorio de pruebas de la compañía en Sao Paulo Brasil, fue el escenario para presentar en días pasados a la prensa latinoamericana el Moto Z y Moto Z Play, modernos equipos que llegan de la mano de una buena gama de accesorios a los que Motorola ha denominado Moto Mods, complementos que se acoplan el respaldo del equipo para dotarlos de nuevas y poderosas funcionalidades.

Se trata de una plataforma compuesta de conectores y módulos inteligentes intercambiables que se adhieren al teléfono magnéticamente y lo transforman en lo que el usuario necesite sin afectar el diseño del producto. Con un proceso de conexión ultra simplificado, no es necesario apagar ni desarmar el teléfono para conectarlo a un módulo.

Los Moto Mods se adhieren al teléfono con una serie de imanes potentes construidos a medida, lo que permite combinarlos fácilmente al antojo del usuario. Lo mejor, es que la compañía asegura que los MotoMods de hoy funcionarán perfectamente con futuras generaciones de Moto Z.

Moto Z ya esta disponible con diferentes compañias de telefonía celular en México.