Aunque conducir requiere la intervención de los cinco sentidos, es decir, la atención completa del conductor, existen momentos en los que se puede aprovechar el carro como utensilio para liberar estrés y eliminar molestias musculares.

por ejemplo durante el peculiar y rutinario tráfico de nuestra CDMX. Aquí te dejamos algunos consejos y ejercicios para que te mantengas saludable hasta en tu carro.

  1. Inicie su rutina con movimientos relajantes; estirar una pierna o un brazo a la vez es bastante fácil mientras maneja.
  2. El encogimiento de los hombros, moviendo la cabeza en un movimiento circular, arqueando su espalda baja son un par de cosas más que se puede hacer fácilmente con una mínima distracción.
  3.  Si prefieres ejercitar tu abdomen para tonificarlo puedes empujar el ombligo hacia atrás lo más posible, imaginando que está tratando de tocar la columna vertebral y mantenerlo durante 10 o 20 segundos a la vez.
  4. Por último ponga los dedos en la parte de abajo del cuello y presione haciendo círculos a cada lado de la columna. Es una parte que siempre está tensa y eso le ayudará a relajarse.

 

Estos son solo algunos ejemplos de los ejercicios que puedes realizar pero recuerda estar siempre al pendiente del camino y solo realizarlos en los momentos adecuados y pertinentes