Semanas después de anunciar su más reciente teléfono insignia – el Samsung Galaxy Note 7 – y días antes de su lanzamiento en Reino Unido, la compañía ha suspendido la venta del teléfono debido a severas fallas en la batería. Actualmente los usuarios han estado subiendo imágenes de este nuevo smartphone completamente quemado debido a que las baterías han explotado de la nada debido al sobrecalentamiento del aparato

“Debido a que la seguridad de nuestros clientes es una prioridad absoluta en Samsung, hemos suspendido las ventas del Galaxy Note 7”, indicó en un comunicado la empresa.

“Para los clientes que ya tienen dispositivos Galaxy Note 7, vamos a sustituir voluntariamente su dispositivo actual por uno nuevo en las próximas semanas.”

Samsung dijo que “reconoce” los inconvenientes causados a los clientes y que no sabe por qué los dispositivos se han quemando. Se está trabajando con los proveedores para determinar la causa.

Un funcionario dijo a la organización de medios que una “batería problemática” se ha instalado en “menos del 0.1 por ciento de todo el volumen vendido.”

En línea, los clientes de Samsung que ya han metido mano en el teléfono han publicado videos que muestran dispositivos gravemente quemados.

El daño por las quemaduras han afectado a la parte delantera y trasera de los teléfonos, haciéndolos completamente inutilizables.

galaxy-note-7-b