Tesla sigue adelante con su apuesta por desarrollar automoviles con todos los sistemas y tecnología nuevos para conducirse solos.

Esta decisión de la compañia se incluye tambien en los modelos Model S y Model X en todas sus versiones y también estará disponible para todos las unidades de su auto eléctrico más accesible Model 3, que comenzará a producirse a partir del próximo año.

Los autos de Telsa contarán con ocho cámaras de alta definición alrededor del auto que ofrecen una visibilidad de 360 grados de todo su entorno y con una distancia de hasta 250 metros.

Además de las cámaras, los carros estarán equipados con 12 sensores ultrasónicos que servirán para complementar la visión del sistema de manejo autónomo y le permitirán distinguir entre objetos “duros” y “suaves” con una precisión de casi el doble que los sistemas actualmente instalados en el Model S y Model X.

La compañia complementó con la siguiente información: “Un radar mejorado al frente entregará información adicionales sobre el ambiente que rodea al auto, que le permitirá distinguir escenarios como fuertes lluvias, neblina, polvo o cualquier auto en su misma dirección”