Ya sea que vivas en la CDMX o en el Estado de México hay un destino turístico muy ignorado por muchos que sin embargo esta lleno de magia, encanto y calma.

A pocos minutos del Oriente de la Capital del país, Toluca ofrece una amplia variedad de actividades y zonas de una riqueza histórica y cultural que normalmente pasamos por alto debido a la cercanía que guarda con la muy sobrepoblada metropolí.

Es importante mencionar que el clima en Toluca es fresco por no decir frío. Sus cielos son claros y despejados y permiten vislumbrar los cerros y montañas que rodean la zona.

De esta ciudad se habla mucho de su famoso Cosmovitral y los cambios que ha sufrido con la administración reciente lo cual no lo hace menos majestuoso pero si es algo distinto a como lucía en años anteriores.

El Museo de Bellas Artes es un edificio que formó parte del Convento de las Carmelitas Descalzas. Su majestuosidad y belleza destacan además de ofrecer un amplio catálogo de obra pictórica de alto nivel. A un costado se encuentra el Templo del Carmen fundado en el siglo XVIII.

Si deseas conocer una de las bebidas típicas de la región es indispensable ir a Los Portales donde podrás probar un lícor muy particular hecho a base de naranja que se conoce como Mosco o Mosquito. Ahí mismo podrás adquirir embutidos como el famoso chorizo verde y rojo entre otros productos alimenticios y artesanias.

El antiguo Convento Franciscano es hoy la Catedral de Toluca y presenta hermosos detalles neoclásicos y barrocos que avalan su hermosura complementada por el Templo de la Santa Vera Cruz que se encuentra a un lado y a cuyo crucifijo se le unge con vino tinto cada semana santa.

Si este fin de semana deseas conocer un destino nuevo, de sencillo acceso y que tiene una amplia oferta gastronómica, cultural y de diversión, Tolcua es la mejor opción.