Muchas veces tienes ganas de darte un escapada, después de mucho trabajo, presión o tomarte un descanso fuera de las redes sociales, personas y demás…quisieras tomar un bus o un avión pero no gastar tanto…

Conoce Tepoztlán un de nuestros tesoros de México super cerca de la ciudad.

Localizado en las faldas del Tepozteco, es una combinación única de las antiguas tradiciones y la sabiduría que enriquecen sus muchas manifestaciones culturales: el esoterismo, los tesoros prehispánicos y virreinales, la contracultura, el ecoturismo o la sencillez de la vida cotidiana. Su arquitectura, sus calles empedradas, los colores brillantes de sus flores y su clima cálido te harán olvidar el estrés.

 

El Cerro del Tepozteco es un lugar que por su mística resulta casi purificante; además de la inigualable vista desde la cima del pequeño templo dedicado al dios Tepoztecatl.

Un universo de sabores prehispánicos, sazones domésticos e infinidad de artesanías aguardan por ti en el mercado del pueblo.
Maravíllate con los artesanos de Tepoztlán en fin de semana y llévate todo tipo de artículos de la mano de sus creadores como vestidos de algodón, artesanías de diferentes tipos de madera, como la del pochote, juguetes, muebles, planchas, animales en miniatura, guitarras, teponaxtles, instrumentos musicales prehispánicos, velas aromáticas, cestería, hilados, cerámica, ropa y joyería.

¿Que visitar?

DISFRUTA LAS DELICIAS CULINARIAS
Si este paseo por el museo de artesanías abrió tu apetito prepárate para lo mejor y deléitate a la hora de comer.
El mercado de Tepoztlán es un punto de referencia para todo aquel que quiera disfrutar una deliciosa comida tradicional, llena de colores, olores y sabores, creada con productos orgánicos locales.
En el mercado, que está en el centro del pintoresco pueblo, podrás encontrar una gran variedad de platillos típicos para elegir, desde quesadillas con tortillas de maíz hechas a mano en el momento, hasta diferentes platillos como los tacos de cecina, pancita y pozole, sin olvidar por su puesto el sello gastronómico de éste mítico pueblo, los tradicionales “itacates” que son unas “gorditas” en forma de triángulo, cuya masa es el resultado de la combinación de manteca, queso y maíz, y que además podrás acompañar con algún guisado de tu elección para rellenarlo.

Paladea el mole rojo de guajalote o el de pepita de calabaza que junto con el tamal delgado son manjares en los días de fiesta.
Aprecia cómo esta variedad de platillos mexicanos se sirve en cazuelas de barro hechas en la región. No hay forma de decidir por un solo platillo ante esta apetitosa experiencia.

¿Que comer o probar?

PRUEBA LA HERENCIA PREHISPÁNICA
Si lo tuyo es lo exótico, saborea una sopa de hongos o de lentejas con plátano macho; come unos huauzontles o una cecina de Yecapixtla con tortitas de colorín hechas con flores del árbol teompantli; pide que te las sirvan con crema, queso, frijoles y aguacate. Si quieres una experiencia culinaria peculiar, pide un poco de insectos comestibles y échalos en una tortilla.

Con sus escarpadas paredes de más de 600 metros de altura sobre el valle, el Cerro del Tepozteco te da la bienvenida al pueblo de Tepoztlán.
Comienza esta aventura desde la calle principal. Tu destino, un asentamiento prehispánico construido entre 1150 y 1350 dC en honor a Ometochtli Tepuztécatl, dios del pulque.

¿Qué no te puedes perder de Tepoztlán?
Admira esta área protegida de más de 23 mil hectáreas y una diversidad de especies de reptiles y aves con las que convivirás durante una subida de dos kilómetros a través de piedras escalonadas y senderos que exigirán un poco de tu esfuerzo, como el que los antiguos mexicanos debieron realizar para ofrendar a sus dioses.
Sorpréndete de las formaciones rocosas que esconden rostros fantásticos. La cima de esta meca morelense es la pirámide conocida como Pirámide del Tepozteco, con sus basamentos rectangulares que se sobreponen a los siglos. Desde la cima dominarás con la vista el valle de Tepoztlán.

 

 

VISITA EL MUSEO ARQUEOLÓGICO
Continúa tu investigación de regreso al pueblo y dirígete al museo arqueológico Carlos Pellicer donde se presenta una exhibición de piezas prehispánicas donadas por este poeta. Se halla a espaldas del Ex convento de la Natividad. Toma nota de esta invaluable colección de objetos, como el fragmento del antiguo dios Ometochtli Tepuztécatlencontrado en la pirámide.

SUBE AL CERRO DEL TEPOZTECO
Comienza esta peculiar peregrinación desde la calle principal de Tepoztlán y encuentra el camino que te hará llegar a la parte más alta del cerro donde encontrarás el sitio arqueológico, un asentamiento prehispánico construido entre 1150 y 1350 dC en honor a Ometochtli Tepuztécatl, dios del pulque.
Toma un descanso y recuerda que al final del descenso deberás peregrinar una vez más, pero esta vez al tianguis en busca de comida.
Disfruta de una sopa de hongos o de unas lentejas con plátano macho, pero no te puedes perder los itacates, que son unas “gorditas” en forma de triángulo, cuya masa es el resultado de la combinación de manteca, queso y maíz, y que además podrás acompañar con algún guisado de tu elección para rellenarlo; también prueba los huauzontles y una cecina de Yecapixtla con tortitas de colorín hechas con flores del árbol Teompantli. 

 

SORPRÉNDETE EN EL EX CONVENTO DE LA NATIVIDAD
El actual ex convento fue construido por indígenas en el siglo XVI y perteneció a la orden de los dominicos. Seguramente te sorprenderás al ver en su atrio las campanas originales, las criptas utilizadas por los monjes y los murales de tema sacro, los cuales datan de hace 500 años. Atrévete a observar el Cerro del Tepozteco desde el mirador del lugar y ve pensando en tu siguiente parada.

¿Donde hospedarte?

Puedes encontrar diversos hoteles muy bonitos y acogedores Mocca es uno de ellos…Además de que su servicio y trato a los huéspedes es excelente, tiene un precio accesible sin duda recomendable lugar para descansar.

Mocca Relax y Spa

¿Deseas vivir una nueva experiencia?

Mocca Relax y Spa

Despierta como nuevo en uno de sus colchones de memory foam disfrutando de las hermosas vistas al Tepozteco acompañado de un desayuno incluido al reservar.Puedes pasear por el histórico pueblo mágico de Tepoztlán. Si deseas puedes ejercitarte en el gimnasio, continuar con un desintoxicante vapor y terminar disfrutando en la alberca y jacuzzi. Ya que tu cuerpo y mente se sientan renovados puedes disfrutar un cerveza, vino o coctel en nuestro jardín o bar.

 

Ubicado en Privada Paseo Citlalli 20 BIS ,Tepoztlán, Mor.

Tepoztlán se ubica a dieciocho kilómetros de Cuernavaca y lo identificarás por estar protegido por el Parque Nacional El Tepozteco con impresionantes cerros cuyas escarpadas paredes se elevan a casi 600 metros de altura sobre el valle. Convierte tu ruta en una vivencia de iniciación y aventura.