Luz e imaginación es una exposición cautivadora por las cualidades estéticas de la luz, pero sobre todo por como logran los artistas hacer arte a través de nuevas tecnologías que estimulan nuestros sentidos y despiertan la imaginación.

La muestra está compuesta por siete secciones, la primera es una sala introductoria en dónde se aborda el tema de la luz y su carácter paradójico, aquí vivirás la experiencia de estar dentro de las obras artísticas. El segundo apartado fue hecho por el dueto artístico Pablo y María, conformado por Edwina Portocarrero y David Cranor; la obra interpreta el origen lacustre de la CDMX y la estrecha relación con el agua que tenía la cultura azteca. Después te vas a topar con la instalación del artista Tupac Martir, cuya narrativa audiovisual expresa el crecimiento y el comportamiento demográfico que han tenido las delegaciones de la CDMX.

Pasarás también por una instalación cinética del artista Iván Abreu, en la que juega con recursos ópticos mediante sombras que se proyectan en la amplitud de la sala, que nos generan una sensación de amplitud, con el fin de ilustrar el fenómeno de expansión de la mancha urbana.

El artista Paolo Montiel intervino la siguiente sala, en la que domina el lenguaje de la luz que puede transformar cualquier espacio y convertirlo en una pieza, una obra de arte, una estructura que cuenta historias.

Para cerrar con broche de oro, el colectivo Cocolab presenta White Canvas, una pieza multimedia que incita al espectador a crear e imaginar espacios, momentos y efectos visuales. A través de cientos de luces de 360 grados la pieza crea diferentes paisajes, formas y experiencias. Las luces cambian y se transforman según las canciones que suenen en cada momento. Toda la musicalización fue hecha exprofeso para esta pieza.

No te puedes perder la exposición más grande arte digital en la CDMX, un evento que busca enfrentar a las personas con piezas que retarán a sus sentidos.

Del 22 de noviembre de 2016 al 12 de febrero de 2017
Museo de la Ciudad de México – Zona A planta alta